A finales de 2019 se registró un crecimiento del 4% en el Sector Turístico Global, por lo que el pronóstico de la Organización Mundial del Turismo (OMT) para 2020 era positivo, sin embargo, antes de concluir el primer trimestre, el virus SARS-CoV-2 que había golpeado a China desde diciembre, modificó de manera inmediata la dinámica económica internacional causando severos estragos en ésta y otras industrias.

De acuerdo con el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC por sus siglas en inglés), esta actividad es uno de los principales motores del mundo pues aporta cerca del 10.3% del PIB global; cuenta con 330 millones de empleos, y genera uno de cada cuatro nuevos puestos de trabajo. Mientras que en México, proporciona el 8.7% del PIB, produce 14.7 mil millones de dólares del saldo de la Balanza Turística y ocupa a 4.1 millones de personas, en su mayoría jóvenes y mujeres.

Pese a lo anterior, el presupuesto asignado a la Secretaría de Turismo (SECTUR) es de los más bajos, pasando de 9 a 5 mil millones de pesos, en comparación con el año anterior, explicó Magdalena García, directora General del Bufete de Estudios Interdisciplinarios A.C., en su participación en el webinar “Recuperar al turismo” organizado por Woman Lab. Sumado a esto, dicho sector inició una tendencia de desaceleración en 2017 que se agudizó en 2019, en donde las llegadas internacionales cayeron de 3.7 a 1.4 por ciento; de manera que la aparición del coronavirus es un elemento agregado al comportamiento ya de por sí negativo.

Principales afectaciones a la cadena de valor

La crisis sanitaria representa dos obstáculos, por un lado, requiere distanciamiento social, impedimento crucial para una industria que se basa en la movilidad y cercanía de las personas; y por otro, trae una fuerte contracción económica que afecta la liquidez de las familias y empresas, señaló John McCarthy, ex Director de FONATUR, en el evento virtual “Recuperar al turismo”.

Las cancelaciones y la baja ocupación se reflejan en pérdidas monetarias de 450 mil millones de dólares a nivel global y 28 mil millones de pesos diarios para el comercio y el turismo nacional. Así como en bajas históricas de empleos en el sector, hasta ahora 25 millones se han perdido en el mundo y 63 mil en México.

Esto significa un impacto cinco veces mayor al que tuvimos en la crisis financiera del 2008 y 2009, fenómeno brutal particularmente para países que tienen mayor dependencia al turismo en su PIB, México es uno de ellos”, apuntó Alex Zozaya, Executive Chairman de Apple Leisure Group, durante el Summit virtual “Virus que paralizó al turismo”de El Financiero.

El coronavirus llegó al país cerca de Semana Santa y Pascua, una de las temporadas más productivas, pero en la cual, el 91% de los hoteles mexicanos se mantuvieron cerrados. Guillermo Yasutake, Director de desarrollo y nuevos negocios de Grupo Presidente, expuso que Cancún, Riviera Maya, Riviera Nayarit y Los Cabos representaron cerca de 108 mil cuartos inactivos.

Luis Barrios, Presidente de Hoteles City Express, declaró en el conversatorio “Turismo ante el Covid-19” de El Economista, que la cadena vio interrumpido el 90% de los ingresos que sus 150 inmuebles conforman, lo que devino en medidas de emergencia y negociaciones con los sindicatos para evitar el despido de la planta laboral. Asimismo, Grupo Hotelero Santa Fe, que abarca marcas como Krystal, Hilton, Hyatt, Marriott, Accor y AM Resorts, registró una caída de 585.5 mdp, es decir, 26% por debajo del 1T2019.

“En marzo cerramos los ingresos en -50% contra el año anterior. Hoy por hoy, son cero” dijo Braulio Arsuaga, Presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico en el webinar “Turismo y retos actuales” de AMDETUR. Por tal motivo, a partir de que la Secretaría de Salud anunció el regreso a la ‘nueva normalidad’ para el 18 de mayo, el gremio hotelero solicitó a las autoridades reabrir por lo menos al 30% de su capacidad.

Por otra parte, Luis Noriega Benet, Presidente de la Cámara Nacional de Aerotransportes (CANAERO), indicó durante el mismo evento, que el volumen aéreo internacional cayó en un 95%, y se prevén pérdidas de 314 mil millones de dólares debido a los más de 4.5 millones de vuelos cancelados. Aunado a esto, una encuesta reciente de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) reveló que el 40% de los viajeros frecuentes esperarán al menos seis meses antes de empezar a volar. No obstante, a medida que los países levantan las restricciones, la asociación ha pedido reanudar vuelos desde de junio.

En México, se estima una pérdida de 5,300 millones de dólares y cerca de 534 mil empleos, dado que el 80% de la flota nacional está parada por completo, comentó Benet.

Esta crisis se parece más al 11 de septiembre de 2001 que a cualquier otra, destacó John McCarthy, “porque los fenómenos naturales son conocidos y tienen solución en un tiempo esperado, pero ahora hay mucha incertidumbre, y como en el 9/11, la gente percibe que lo que está en juego al subirse a un avión es la vida misma”.

La intervención del sector público es vital

En materia financiera, Guillermo Yasutake subrayó que a partir de que la OMS declaró la pandemia, la mayoría de las empresas reestructuraron su capital y comenzaron a utilizar todas las líneas de crédito posibles para fortalecer sus posiciones en cajas y poder abatir la crisis.

Braulio Arsuaga enfatizó que la industria turística se compone por 450 mil pymes que aportan alrededor de 50 mil millones de dólares dentro de sus cadenas de valor, y son éstas las que están sufriendo más. De los 22 mil hoteles que existen en México únicamente el 30% corresponde a grandes cadenas y el resto son pequeñas o medianas empresas. Por ello, considera que el apoyo del gobierno es fundamental para evitar un impacto mayor; y desde el CNET ha colaborado en la elaboración de documentos que den a conocer las afectaciones, así como medidas puntuales a implementar, entre ellas: prórrogas en el pago de impuestos, deducibilidad en el consumo de restaurantes y estímulos fiscales a la inversión que permitan mantener la liquidez a las empresas que más lo necesitan, con el fin de conservar a sus trabajadores. De la misma manera, asociaciones hoteleras han solicitado el diferimiento de las cuotas patronales.

Igualmente reiteró que en ningún momento se ha pedido condonación de impuestos, sino que se reconozca la importancia del sector, y que éste, forme parte de la agenda de rescate económico ya que sin la mediación de las autoridades podría enfrentar una caída de 46% de su PIB.

Al respecto, hizo una comparación con otros países que para salvar su turismo han inyectado porcentajes importantes, tal es el caso de Alemania que ha aportado el 32% de su PIB; Reino Unido (19%); Italia (12.5%); Estados Unidos (12.4%); Perú (12%); Brasil (10%); y Corea del Sur (7.5%) ; mientras que México ha destinado el 0.3 por ciento. “Lo que están haciendo los gobiernos se resume en tres puntos: garantizan el ingreso de los empleados, dan créditos a las empresas para evitar los colapsos y otorgan doce meses sin impuestos; estrategias de las que nuestro gobierno está muy alejado”, consideró.

Es importante resaltar que tanto el gremio hotelero como el de aerotransporte, han puesto a disposición de los servicios de salud sus habitaciones y aviones para apoyar al personal médico con alojamiento y transportando toneladas diarias de insumos para combatir la pandemia, así lo detalla el Subsecretario de Calidad y Regulación de la SECTUR, Humberto Hernández Haddad.

Daniela González. (2020). El sector turístico PostCovid-19. 04 de Agosto 2020, de Inmobiliare. Sitio web: https://inmobiliare.com/el-sector-turistico-postcovid-19/.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *